Antonio Alatorre ha muerto: Federico Álvarez

Antonio Alatorre murió esta madrugada de una vieja dolencia pulmonar. Es una pérdida muy dolorosa para El Colegio de México, para la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM y para toda la cultura mexicana. Hace ya algún tiempo que, acompañado de su balón de oxígeno, se había encerrado en su casa, donde veía a muy pocos y cercanos amigos. Mis primeros recuerdos de él están, claro, en el Fondo de Cultura Económica, traduciendo excelentemente al alimón con nuestra querida y brillante catedrática de la Facultad, Margit Frenk, y cantando igualmente con ella en aquel estupendo coro que dirigía el inolvidable maestro Luis Sandi y que interpretaba con honda sensibilidad canciones populares antiguas españolas y mexicanas.

Había nacido en Autlán, Jalisco, en 1922, y tenía al morir 88 años. No los representaba. A pesar de su continuo uso del tabaco se mantenía con una entereza física envidiable. Desde su educación primera se aficionó al latín y al griego y los manejaba, como todo en él, con aquella talentosa soltura suya llena de vocación íntima y de inteligencia. Aprendió francés e inglés y viajó por Europa, completando su formación filológica en la Sorbonne. Con treinta años era ya el director del Centro de Estudios Filológicos de El Colegio de México y a los 37 fundó la excelente Nueva Revista de Filología Hispánica. Dirigió luego, con Tomás Segovia, la segunda época de la Revista Mexicana de Literatura. Muchas universidades del mundo han escuchado sus conferencias y su actividad académica se compaginaba de la manera más natural con su gusto por la recitación (que lo hacía con seductora sencillez) y por el teatro. Con frecuencia nos encontramos en la Casa del Lago, donde participaba en los programas de Poesía en voz alta en aquellos tiempos dichosos en que todos los amigos nos veíamos a diario en aquella ciudad arropadora que era la Ciudad de México en los años cincuentas y primeros sesentas.

Difícil será olvidar sus charlas con Juan José Arreola a través de la televisión en las que todo lo divino y humano pasaba por sus manos con una entrañable sabiduría. Sus seminarios de posgrado en la Facultad de Filosofía y Letras convertían las materias más académicas, la métrica, por ejemplo, en verdaderas fiestas de literatura. Tal vez ha sido nuestra principal autoridad en la literatura española de los siglos de oro y en su más brillante trasunto mexicano: sor Juana Inés de la Cruz. En 1979 nos dio un delicioso libro sobre Los 1001 años de la lengua española y un año después ingresó en El Colegio Nacional. Había olvidos y “atolondramientos”, como él dice, en su precioso libros y sus prólogos, confesándolos y corrigiéndolos, son una muestra de su sencillez, su modestia, y su generosa atención. Un año después ingresó en El Colegio Nacional. Muchas anécdotas podrían contarse de su cordialidad (recuerdo ahora su polémica con Jorge Ibargüengoitia sobre Los pasos de López) y también de su severidad cuando encontraba cosas con las que no estaba de acuerdo. “En el posgrado tengo que desenseñar a mis alumnos lo que les han enseñado en los cursos de licenciatura”. Arremetía así contra los que él creía abusos de los formalismos y de las diversas semióticas. En el prólogo a Los 1001 años de la lengua española dice: “Al escribirlo [este libro] he pensado en lectores interesados asimismo en el tema. Con ellos he estado dialogando en mi interior, y a ellos me dirijo (…) Pueden creerme si les digo que no va a costarles trabajo la lectura. No voy a ponerme pesado ni a portarme exigente con ellos. Lo único que les pido, lo único que presupongo, es un poco de interés por eso que a mi me interesa mucho; la historia de la lengua española, la historia de “nuestra lengua””. En estas líneas, como en otras muchas que podrías espigarse, está el genio y figura de nuestro querido Antonio Alatorre, a quien no podremos ya olvidar.

Federico Álvarez

*Imagen: El Colegio Nacional

Anuncios

2 pensamientos en “Antonio Alatorre ha muerto: Federico Álvarez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s